Portada » Biodiversidad » Pasividad contra el aceite de palma

Pasividad contra el aceite de palma

0
Acciones
Pinterest Google+

¿Os acordáis del revuelo con el aceite de palma? La deforestación y destrucción del hábitat natural de muchas especies animales provocaron un gran impacto social, tal que la mayoría de las empresas que comerciaban con él se comprometieron con políticas de ‘Deforestación Cero’ para 2020. Pues adivinad quién no está haciendo sus deberes.

Las multinacionales del sector de la bollería y la cosmética, entre las que se encuentran las marcas más conocidas que forman parte de nuestro día a día, prometieron erradicar el aceite de palma de sus productos, ya que esta industria está acabando con los espacios naturales de Indonesia, principal fuente de extracción de la materia prima. Pues bien, en un estudio realizado, a modo de los controles piratas de los colegios, por la ONG ecologista Greenpeace con motivo de la conferencia anual de la Mesa Redonda para el Aceite de Palma Sostenible (RSPO) que se celebra en Bali, se ha comprobado que de las empresas elegidas para el sondeo, 11 de ellas no han podido demostrar que su cadena de suministro de aceite de palma no esté relacionada con la deforestación. Solo dos firmas comerciales dan muestras de estar en el camino de cumplir su compromiso en el plazo previsto.

La urgencia de que tanto las multinacionales como los consumidores tomen conciencia de este problema es más que innegable. En los últimos 27 años, Indonesia ha visto desaparecer 31 millones de hectáreas de sus bosques. Esto supone una seria agresión al clima regional, una amenaza para la supervivencia del orangután como especie y uno de los mayores obstáculos en la lucha contra el cambio climático que sufre el planeta.

Siguiente noticia

Un estudio presentado por Red Eléctrica sobre la posidonia oceánica

Siguiente noticia

Ni arrecifes de coral, ni peces