Portada » Mundo Marino » ¿Por qué tienen caparazón las tortugas?

¿Por qué tienen caparazón las tortugas?

3
Acciones
Pinterest Google+

Siempre hemos creído que el caparazón de las tortugas tiene una función muy clara: proteger su cuerpo. La explicación habitual ha sido que –al ser tan lentas al moverse– debían llevar su casa consigo para poder defenderse en cualquier momento. Sin embargo, un reciente estudio de un grupo de paleontólogos internacionales ha demostrado que la finalidad de esta coraza no es la defensa, sino algo muy diferente: facilitar la excavación del suelo seco de Sudáfrica.

El estudio ha sido publicado en Current Biology, y ha sido posible gracias al descubrimiento de varios fósiles de Eunotosaurus Africanus. Este es un ejemplar de tortuga milenaria, una de las más antiguas que existe y con una antigüedad de 260 millones de años. Dichos hallazgos han tenido lugar en la Cuenca Karoo (Sudáfrica) y el más importante de ellos ha sido descubierto por un niño de 8 años en la granja de su padre, en Cabo Occidental. Este ejemplar mide 15 centímetros y conserva el esqueleto completo en perfecto estado, incluidas las extremidades. Otros de los ejemplares fueron encontrados por dos de los patólogos que han participado en la investigación: Roger Smith y Bruce Bubidge (ambos de la Universidad de Witwatersrand, en Johannesburgo).

Tyler Lyson, paleontólogo del Museo de Ciencias y Naturaleza de Denver (Colorado) uno de los directores la investigación, ha declarado acerca de los resultados del mismo: «Parece obvio pensar que las tortugas desarrollaron el caparazón con el fin de protegerse, pero ocurre igual que con las plumas de los pájaros: inicialmente no eran para volar. En el caso de las tortugas, se debe a la necesidad de excavar bajo tierra con el fin de escapar de las duras condiciones de Sudáfrica«.

Además, el estudio también ha revelado algunos datos acerca de la evolución de estos caparazones, otro de los hechos que inquieta a los investigadores. Al respecto, Lyson ha explicado que ya sabían «tanto por el registro fósil como por la observación del desarrollo del caparazón de tortuga, que uno de los primeros pasos en su desarrollo fue la ampliación de las costillas». Gracias a este avance, la velocidad de las tortugas se ralentiza, pero facilita la respiración durante sus desplazamientos.

Siguiente noticia

Unos prismáticos para los suscriptores de NaturaHoy

Siguiente noticia

¿Dónde buscan pareja las hembras de las aves?