Portada » RSE » Una presa con historia y amante de la biodiversidad

Una presa con historia y amante de la biodiversidad

0
Acciones
Pinterest Google+

En 1926 en Estados Unidos vieron por primera vez a un curioso ratón de dibujos animados que se hizo mundialmente famoso. Lo llamaron Mickey Mouse. Ese mismo año se instalaron los semáforos automáticos en Londres por primera vez y también, la conocida como la presa amiga de las anguilas liberó agua de su lago artificial por primera vez para generar energía. Una obra de ingeniería espectacular para la época.

Hablamos del conjunto hidroeléctrico histórico de Coghinas, en Cerdeña (Italia). Donde la tradición y la excelencia tecnológica se combinan con la protección de la biodiversidad y el medio ambiente. Con más de 90 años de vida, es historia pura de Cerdeña. Entre sus puntos claves destacan tanto su eficiencia operacional como la protección del medio ambiente y de la biodiversidad.

En 2016 la Unidad de Negocio Hydro Cerdeña Enel junto al apoyo de las unidades del sector Operation and Maintenance Hydro le hicieron una revisión al complejo para asegurar su puesta en marcha durante al menos veinte años más.

Biodiversidad en la presa

Al año, esta planta puede producir 70 mil megavatios para unas 25 mil familias. Su tasa de reducción de emisiones de dióxido de carbono es de alrededor de 45 mil kilos. Para esta central, la atención ambiental es vital, ya que 1740 kilómetros cuadrados de su área de influencia tiene un gran valor en términos de agricultura y turismo. La presa proporciona anualmente entre 80 y 90 millones de metros cúbicos de agua protegiendo a los peces.

Financiado y preparado por la Provincia de Olbia-Tempio, el proyecto colabora con los municipios de la zona con el objetivo común de continuar con el compromiso compartido de proteger el medio ambiente de este lugar pintoresco y lleno de historia de Cerdeña.

 

 

Siguiente noticia

Flamencos y malagueños

Siguiente noticia

Medio millón de euros para la protección de aves