Portada » Curioso » El pueblo que rebrota por la sequía

El pueblo que rebrota por la sequía

0
Acciones
Pinterest Google+

De acuerdo, sequía es una de esas palabras malditas de la terminología climática popular. Trae desastres para los cultivos, el ganado y el medio ambiente en general. Pero hay un pueblo en el que también deja una estampa de lo más curiosa.

Como si fuese una mini-Atlantis, el desaparecido pueblo riojano de Mansilla, tragado por el agua desde 1960, reaparece cada vez que las lluvias se ausentan por un período más largo de la cuenta.

La antigua Mansilla se encuentra bajo el agua del embalse que abastece a la zona conocida como cuenca del Najerilla, y que obligó a trasladar al pueblo a un punto cercano en el que crearon la nueva Mansilla. Solo los vecinos que cuentan más de 60 primaveras recuerdan su antiguo pueblo, pero ahora la falta de precipitaciones que ha dejado el embalse al 14 % de su capacidad ha hecho que las generaciones más jóvenes paseen por las calles en las que se criaron sus abuelos, y que estos rememoren aquellos días. Además, las bajas aguas han permitido el baño recreativo durante este verano para los habitantes de la localidad y para los curiosos que se han acercado a contemplar las ruinas.

“Los mansillanos más mayores recorren las calles de su pueblo natal con emoción, porque les hace ilusión relatar a sus nietos dónde estaba su casa, pero también sienten mucha nostalgia, porque lo pasaron mal al abandonar sus viviendas, que quedaron como las dejaron”, explica una de las vecinas, que también cuenta como el pueblo ha pasado de ser el más habitado de la región conocida como las Siete Villas con 600 habitantes, a contar solo con 73 censados.

Sequía histórica

Hace un año, el embalse se encontraba al 35 % de su capacidad, que es de 68 hectómetros cúbicos. Ahora apenas tiene 10 hectómetros, según los datos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), debido a las escasas nevadas del último invierno y la falta de lluvia, que han hecho descender el nivel del agua hasta un nivel sin precedentes.

Siguiente noticia

Tú teléfono móvil es ahora tu mejor aliado contra los vertidos

Siguiente noticia

¿Vives en un país preparado para el cambio climático?