Portada » Curioso » El pulpo que escapó del acuario

El pulpo que escapó del acuario

1
Acciones
Pinterest Google+

Parece el argumento de una película de sobremesa, pero no. Un pulpo ha escapado de su acuario en Nueva Zelanda y ha regresado a la naturaleza, concretamente al océano. El ejemplar, de nombre Inky, aprovechó la noche y una apertura en una rendija de la pecera para huir. La conmoción en el país es enorme. “Estoy absolutamente seguro de que no se lo han llevado ni lo han robado”, ha explicado Reiss Jenkison, responsable de exhibiciones del Acuario Nacional de Nueva Zelanda, al periódico británico The Guardian.

Aún se desconoce cómo ha podido ocurrir, aunque desde el acuario, sospechan que había quedado abierta una rendija de la pecera tras unas labores de mantenimiento. Inky esperó a la noche para salir por la apertura, recorrer tres metros hasta una tubería de 15 centrímetros de diámetro por 50 metros de largo, e introducirse en su interior hasta desembocar al mar. Inky ha vuelto a la naturaleza.

Los pulpos son famosos artistas del escapismo

“Los pulpos son famosos artistas del escapismo, pero Inky ya estaba hecho a nuestras aguas. No creo que no fuera feliz con nosotros, o que se sintiera solo, los pulpos son animales solitarios. Simplemente, él es un chico muy curioso y quería saber qué estaba pasando ahí fuera. Es su personalidad”, recuerda Rob Yarrell, director del Acuario Nacional.

El pulpo en la naturaleza

¿Conoces bien a los pulpos? Nunca está de más aprender o recordar datos curiosos. Por ejemplo, ¿sabías que todos los pulpos son venenosos? En efecto, todos contienen toxinas con las que paralizan a sus presas. No te preocupes, solo una especie tiene veneno mortal para el ser humano, la de los anillos azules. Otra cosa interesante es saber que los pulpos huelen a través de su brazos, gracias a sus aproximadamente 1600 ventosas, que le sirven también para tocar. A los pulpos se les conoce como los Houdini –mención al famoso escapista– gracias a su capacidad para entrar en cualquier hueco. Claro, no tienen esqueleto, casi la totalidad de su cuerpo está formado por músculo. Tienen tres corazones y pueden poner hasta 100000 huevos dependiendo de la especie. Además, las hembras dejan de comer para centrarse exclusivamente en defender y alimentar a sus crías, tras el parto, mueren.

Curioso, ¿verdad? ¡Ah! Una cosa más, ¿sabes que además de camuflarse, puede imitar hasta 15 especies marinas diferentes?

Siguiente noticia

Fauna y sus cuatro cachorros de lince

Siguiente noticia

Experto en la conservación del lince, en contra de la UICN