Portada » Mamíferos » Los rinocerontes siguen muriendo pese a los drones

Los rinocerontes siguen muriendo pese a los drones

0
Acciones
Pinterest Google+

¿Sabías que en los últimos cuatro años los cazadores furtivos han terminado con la vida de 4.500 rinocerontes en Sudáfrica? Una cifra de impacto. Su objetivo es claro, hacerse con el cuerno de marfil dejando a los animales desangrándose. Tremendo. Para frenar esta hemorragia de pérdida –que exterminará a los rinocerontes en un máximo de 10 años si se continúa así–, el gobierno de Sudáfrica se apoyó en la tecnología. Concretamente en el uso de aviones no tripulados, los conocidos como drones. Sin embargo, el proyecto ha sido un fracaso y ha terminado por suspenderse.

Rinocerontes en el Parque Nacional Kruger

Entre 7.000 y 8.300 son los ejemplares de rinoceronte que acoge el enorme Parque Nacional Kruger en sus extensos dominios. Una reserva con el tamaño de Israel, casi 20.000 kilómetros cuadrados. Este ha sido el lugar escogido por la fundación Peace Parks para usar los drones con idea de captar a los cazadores furtivos antes de que maten a sus presas. Sin embargo, el programa ha estado lleno de fallos. Las drones utilizan cámaras térmicas para detectar a los cazadores por la noche, sin embargo, las rocas del Parque se calienten mucho y confunden a las cámaras. Un caos que se ve encima aumentado por la cantidad de animales que se mueven por el Kruger.

Durante el año 2016 se mantuvo el programa de los drones y se consiguieron detener a 417 furtivos. No obstante, ninguna detención fue gracias a estos aparatos. El programa fue financiado gracias a la donación de la lotería holandesa y sueca. Unos dos millones de euros.

Como curiosidad, el kilo de cuerno de rinoceronte puede alcanzar en el mercado negro los 60.000 euros.

Siguiente noticia

El documental de la España salvaje

Siguiente noticia

Flamencos y malagueños