Portada » Curioso » Rocky, el orangután que ‘habla’ como un humano

Rocky, el orangután que ‘habla’ como un humano

0
Acciones
Pinterest Google+

Curiosidades en el mundo de la naturaleza. Muchos científicos se han preguntado de dónde viene el lenguaje del ser humano. Al ser algo que se aprende, no se hereda, es difícil saber si es fruto de la evolución. Gracias a Rocky, un orangután de 11 años que vive en el zoológico de Indianápolis, parece que la duda ha quedado resuelta.

Todo comenzó con Tilda, una orangután hembra. En enero de 2015, demostró ser capaz de imitar sonidos de consonantes y vocales de los humanos, dando así la primera pista para este nuevo estudio. Con estos primeros pasos, el investigador Adriano Lameira (de la Universidad de Durham) comenzó una investigación para averiguar si esta capacidad se repetía en otros ejemplares de orangután.

Y así ha sido. Rocky ha demostrado que es capaz de imitar algunos sonidos del lenguaje humano. Pero lo más importante es que, además de hacerlo, es capaz de utilizar diferentes entonaciones según lo que quiere expresar. Es decir, al igual que cualquier humano, es capaz de controlar su voz.

Para llegar a estas conclusiones – que han sido publicadas en la revista Scientific Reports – los científicos han contado con la ayuda de una investigadora independiente especializada en primates. Con ella, Rocky ha pasado horas “hablando”. Durante sus conversaciones, el orangután debía repetir más de 500 veces la expresión “Aaah”.

Curiosidades de la naturaleza

Después, compararon estos “diálogos” con cientos de horas de grabaciones En cada una de ellas, eso sí, debía utilizar entonaciones diferentes, según lo que se quisiera expresar. Y, el resultado, ha sido todo un éxito: el primate ha demostrado que puede controlar la entonación de su voz.

No obstante, de momento ningún otro primate salvaje o en cautividad ha demostrado esta capacidad. De hecho, los investigadores creen que la habilidad de Rocky proviene de su permanente contacto con personas. «No vivió con otros orangutanes hasta que tuvo tres años y medio y le presentamos a Knobi, quien muy pronto se convirtió en su mamá adoptiva y le enseñó cómo comportarse con otros orangutanes«, han comentado los cuidadores del zoo de Indianápolis.

Siguiente noticia

Las mejores fotografías de aves de 2016

Siguiente noticia

A la caza del lobo