Portada » Aves » Rutas migratorias del águila calzada

Rutas migratorias del águila calzada

0
Acciones
Pinterest Google+

Presentada la Migración y ecología espacial de la población española de águila calzada, segunda monografía del programa Migra, desarrollado por SEO/BirdLife con la colaboración de la Fundación Iberdrola España. Para realizar el estudio se han marcado 21 águilas calzadas con GPS y se han obtenido más de 83.000 localizaciones que nos han guiado por los más de 194.000 km cubiertos por las aves en sus periplos.

No existían evidencias de la invernada del águila calzada en España hasta hace muy pocos años y dos de los ejemplares marcados dentro de este estudio ya han mostrado ese cambio de comportamiento, lo que refleja el buen carácter de las aves como indicadores del cambio climático.

Rapaz migradora forestal

El águila calzada es una rapaz migradora que cría en zonas forestales de toda España. Los ejemplares pasan aproximadamente dos  meses al año migrando (14% del ciclo anual), cinco meses en las zonas de cría (42%) y poco más de cinco meses en la zona de invernada. Estos datos refuerzan la  necesidad de una gestión global del hábitat en diferentes países a lo largo de todo el año para la conservación de la especie. La cooperación internacional es fundamental a la hora de crear zonas seguras para las águilas calzadas.

Estos son los objetivos de la monografía presentada hoy sobre la especie del programa Migra de SEO/BirdLife, desarrollado en colaboración con la Fundación Iberdrola España. Un estudio que recopila un trabajo de siete años, iniciado en 2011 y que culmina ahora con la publicación de la Migración y ecología espacial de la población española de águila calzadaSe trata de la primera monografía, de una serie de publicaciones del programa Migra, basada exclusivamente en ejemplares marcados desde que empezó este programa. Estos estudios están dedicados a conocer la ecología espacial, movimientos y migración de las aves de España.

¿Dónde están las águilas calzadas durante todo el año?

Durante el periodo reproductor todas las águilas calzadas adultas se encuentran en las zonas de cría, ubicadas por zonas forestales de la Península Ibérica. Pero incluso en el periodo reproductor utilizan grandes extensiones de hábitat alrededor de sus nidos llegando a desplazarse hasta a 75 km diarios en busca de alimento, utilizando principalmente áreas constituidas por un mosaico de paisajes heterogéneos dominado por extensiones de matorral, áreas agroforestales (principalmente cultivos de secano), áreas abiertas, cultivos y pastizales.

La mayoría de las águilas calzadas son migradoras transaharianas. Durante su migración se concentran en el estrecho de Gibraltar para cruzar el mar hasta África, y atraviesan el desierto del Sahara en frente amplio, cruzando sobre todo Argelia, Mali y Mauritania. La migración otoñal se prolonga desde principios de agosto hasta principios de octubre, con una duración media de 23 días. La migración primaveral  va del 25 de febrero al 21 de marzo y dura  unos 28 días. Estas diferencias estacionales se deben a que en otoño las rutas son significativamente más rectas y los días de parada son menos frecuentes.

Distancias mayores en otoño que en primavera

La distancia diaria de vuelo es mayor en otoño (143-253 km/día) que en primavera (136-234 km/día), con casos contados de más de 400 km/día. En primavera la distancia diaria recorrida es mayor al cruzar el desierto del Sahara. Las águilas calzadas vuelan en migración activa a velocidades de entre 40 km/h y 70 km/h.

Las águilas calzadas llegan a sus áreas de invernada en África principalmente entre septiembre y octubre. Permanecen en estas áreas una media de 163 días, hasta retornar a sus áreas de cría entre febrero y marzo. Las zonas de invernada se sitúan en el Sahel occidental, a unos 2.400- 3.400 km. de sus territorios de cría. Sin embargo, hay zonas ubicadas más al sur, lo que en conjunto da una franja de más de 900 km de amplitud en la que se sitúan los cuarteles de invernada, que abarcan ocho países africanos: Mauritania, Mali, Níger, Burkina Faso, Guinea, Sierra Leona, Nigeria y Chad. Ocupan mayoritariamente superficies cubiertas por vegetación herbácea con arbolado disperso (sabanas) y en menor medida mosaicos de vegetación y tierras de cultivo, siendo escasas las localizaciones en ambientes forestales.

Aumento de ejemplares que permanecen en la península ibérica

Desde la década de 1980 hay un aumento del número de ejemplares que permanecen durante el invierno en la península Ibérica, y en general en la cuenca del Mediterráneo, mostrando lo buenos indicadores que son las aves del cambio climático. Dos águilas calzadas marcadas no han migrado hasta África e invernaron en la albufera de Valencia, a tan solo 300-450 km. de sus nidos. Allí se alimentaron en zonas de arrozal y cultivos de regadío entre campos de naranjos, muy diferentes al habitual hábitat de invernada de la especie en el Sahel africano. Además, las águilas calzadas mostraron una marcada fidelidad hacia sus áreas de invernada, tanto en África como en España.

Sobre la importancia de estos trabajos, Ramón Castresana Sánchez, director de la Fundación Iberdrola España, explica que“el programa Migra ha contado desde sus inicios con el apoyo decidido de la Fundación Iberdrola España.Nos sentimos muy satisfechos de los logros alcanzados y de la ingente información recabada de más de una treintena de especies a lo largo de este periodo de colaboración. Este programa promueve la cooperación a través de la difusión de conocimiento con el objetivo de conservar las aves migratorias y sus hábitats en beneficio de todos”.

Por su parte, Asunción Ruiz, directora de SEO/BirdLife añade que “se trata de la primera monografía que aborda una especie objetivo del programa Migra desde su comienzo. Con ella, será posible conservar en el futuro el águila calzada, con más conocimiento sobre las zonas y hábitats que ocupa a lo largo de todo el año, y gestionar el medio con más seguridad teniendo en cuenta los resultados aquí presentados. Queremos que esta publicación sea una obra de referencia sobre el águila calzada en particular y sobre las rapaces en general, y nos permita continuar con la enorme y gran labor de conocer y conservar nuestras aves y sus hábitats”.

Claves del estudio 

El trabajo se ha realizado gracias al marcaje de 21 ejemplares por toda España con dispositivos GPS de seguimiento remoto. Se ha analizado la información de más de 83.000localizaciones. La colaboración con la Junta de Extremadura, que se ha sumado a estos trabajos, ha sido de gran ayuda.

Los autores de la publicación, son reconocidos expertos en el estudio, ecología espacial y conservación de rapaces de la Universidad de Alicante, Valencia, Murcia, Fundación Migres y SEO/BirdLife. En un excelente trabajo han recopilado y analizado exhaustivamente toda la información disponible sobre la ecología espacial del águila calzada, que repercutirá en su futura conservación a lo largo y ancho de toda su área de distribución, y será obra de referencia de la especie.

Programa Migra, de SEO/Birdlife y Fundación Iberdrola España

El programa Migra, puesto en marcha en 2011 por SEO/BirdLife con la colaboración de la Fundación Iberdrola España, incorpora las últimas tecnologías en sistemas de geolocalización y seguimiento remoto para conocer con mayor detalle los movimientos de las aves dentro y fuera de nuestro país. Gracias a esta iniciativa se pueden conocer las fechas de inicio y fin de sus migraciones, los lugares de parada y puntos de alimentación, el tiempo que tardan en realizar esos viajes, si se repiten en la migración primaveral y otoñal, las principales áreas de invernada y dispersión, o si las rutas son iguales año tras año. La Fundación Iberdrola España colabora con este programa en el marco de su actividad en apoyo de la biodiversidad, una de sus principales áreas de actuación.

Actualmente el programa Migra cuenta con 783 aves marcadas, de 32 especies distintas, de las que han proporcionado información de utilidad 447 aves,de 31 especies. Este programa cuenta con más de 300 colaboradores y 50 entidades colaboradoras en España y en el extranjero.

Siguiente noticia

Un nuevo felino prehistórico hallado en Madrid

Siguiente noticia

España baja en el Índice de Acción Climática