Home»Un polluelo protagoniza un salto al vacío de 120 metros

Un polluelo protagoniza un salto al vacío de 120 metros

3
Acciones
Pinterest Google+

Escalofriante. Así se puede describir el salto al vacío que protagonizan cada año los polluelos de ganso en los acantilados de Greenland, en Groenlandia. ¿El objetivo? Se podría decir que es reunirse con sus padres, pero no, la realidad es que buscan sobrevivir. Un documental de la BBC One presentado por David Attenborough ha conseguido filmar este portentoso suceso para una serie que pretende explorar el mundo animal y su supervivencia.

“Para los animales solo hay un objetivo en la vida, continuar su existencia por medio de sus descendientes, la siguiente mejor opción a la inmortalidad. La serie muestra cómo los animales intentan sobreponerse a los obstáculos que los afrontan en seis cruciales etapas de vida mientras ellos luchan hacia el éxito”, así describe la cadena de televisión británica esta serie documental.

Los gansos barnacla hacen sus nidos a 120 metros de altura para evitar que sus crías sean presas de los depredadores, especialmente de los zorros árticos. Los pollitos no son alimentados por sus padres, por lo que si quieren buscar comida y sobrevivir, deben reunirse con ellos en la zona baja donde se alimentan de hierba. Aquí deben decidir, saltar o morir.

En las durísimas imágenes se escucha la llamada de los progenitores y se ve cómo la cría duda si lanzarse o no, hasta que finalmente se precipita al vacío. Termina reuniéndose con ellos sin aparentes daños, por extraño que parezca. Impresionante. En el documental se aprecia, sin embargo, que dos de las cinco aves no consiguen sobrevivir.

No obstante, pese a lo arriesgado del salto, son suficientes los polluelos que llegan abajo con vida. La población de gansos ha crecido desde 1980 y tras verlos invernar en Escocia e Irlanda, el censo alcanza las 80.000 aves.

Solo un salto los separa entre la vida o la muerte. Una decisión aterradora.

Siguiente noticia

Madrid acoge la exposición Wildlife Photographer of the Year

Siguiente noticia

La grasa, la mejor aliada del coral contra el cambio climático