Portada » Lince » Siete nuevos cachorros de lince ibérico en Extremadura

Siete nuevos cachorros de lince ibérico en Extremadura

5
Acciones
Pinterest Google+

La primavera trae buenas noticias. ¡Y tan buenas! Han nacido siete cachorros de lince ibérico en el Valle de Matachel (Badajoz). La junta de Extremadura ha anunciado por nota de prensa que han sido vistos con tres meses de vida por la Dirección General de Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y de la Fundación CBD-Hábitat gracias a cámaras de foto-trampeo y radioseguimiento.

Se trata de siete crías de tres hembras diferentes. Dos de ellas, procedentes de Portugal, fueron liberadas en 2014 –el primer año de reintroducción de la especie en Extremadura– y la tercera, un año posterior en el Centro El Acebuche, en Doñana. Estos recientes cachorros se unen a los más de 20 ejemplares de linces ibéricos ya existentes en la comunidad autónoma española.

El Valle de Matachel presenta unas condiciones idóneas para el asentamiento de hembras territoriales. Es un hábitat natural mediterráneo que cuenta con un alto nivel de alimento: más de 4 conejos por hectárea.

 

El papel fundamental del proyecto Life Iberlince

El lince ibérico ha vuelto a Extremadura después de 40 años y, además, es el segundo año en el que cría en cautividad. Todo esto ha sido posible gracias al proyecto Life Iberlince en el que colaboran a Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio. Con ello pretenden conservar la especie y aumentar los ejemplares en la Península ibérica. También cooperan Andalucía, Castilla y La Mancha, Portugal y Murcia.

Iberlince es el tercer proyecto Life aprobado por la Comisión Europea que apuesta por los objetivos del mismo. El presupuesto oscila a 34 millones de euros. La Unión Europea interviene un 61,57 por ciento y el resto los demás cooperantes. Supone el presupuesto más elevado que se ha invertido en la UE en un proyecto de esta categoría. La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio –a través de la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta de Extremadura– aporta 1,2 millones de euros.

Siguiente noticia

Nuevas crías de halcón peregrino

Siguiente noticia

Una docena de tortugas marinas liberadas con GPS