Portada » Mundo Marino » Tú teléfono móvil es ahora tu mejor aliado contra los vertidos

Tú teléfono móvil es ahora tu mejor aliado contra los vertidos

0
Acciones
Pinterest Google+

¿Qué os parece que ahora cuando estemos en la playa el móvil nos sirva para cosas mejores que hacernos selfies con un mojito? Por ejemplo, ayudar a mantener limpio el litoral. A nosotros nos parece una idea fascinante.

Para ello precisamente llega la ‘app’ Marnoba (Mar no basura), llevada a cabo por Vertidos Cero y Kai Marine Services con la colaboración de Fundación Biodiversidad, La idea y comienzo del desarrollo de esta aplicación surgió en 2013, y su función es actuar como “cuaderno de campo” que permita a sus usuarios para recopilar y clasificar las basuras marinas que encuentran en el fondo del mar de las playas españolas. Así, lo que se pretende es arrojar luz sobre “el problema del abandono de residuos”.

Funcionamiento

La app se divide en cuatro áreas de búsqueda de residuo: basuras en playas, en fondos someros para buceadores, en fondos profundos para buques arrastreros y otro para navegantes. Tras elegir donde vamos a desarrollar nuestra actividad, se pasa a un sencillo formulario dividido en varias categorías de residuos: plástico o polietileno, papel o cartón, madera (trabajada), metal, residuos higiénicos (sanitarios, residuos médicos y otros). Mediante un contador se cuenta el número de objetos de cada tipo que se ha encontrado, además de otros datos adicionales como el área de recogida.

Antecedentes

Desde hace unos meses, existe a nivel internacional, la aplicación Dive Against Debris (Buceo contra los desechos) lanzada la organización ecologista Project Aware dirigida a los buceadores de todo el planeta con el mismo objetivo. Solo con la participación de los submarinistas, se ha podido llevar un seguimiento este problema más exhaustivo que antes de la aparición de la plataforma. La idea del proyecto español es ampliar el perfil de los usuarios para causar un efecto mayor en la conservación de la flora y fauna acuática.

Siguiente noticia

El cambio climático que causó el origen de los animales

Siguiente noticia

El pueblo que rebrota por la sequía