Portada » Aves » Un extraordinario año de cría para el águila imperial

Un extraordinario año de cría para el águila imperial

6
Acciones
Pinterest Google+

Quédate con este número, 111. Es la cifra de parejas nidificantes que hay en Andalucía, un registro que supone un 8,8 por ciento más de actividad reproductora que en 2015 y casi el doble de parejas censadas que hace diez años. Según datos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, el águila imperial ibérica se sigue recuperado en la última temporada de cría 2015-2016 con un registro de 120 nuevos pollos. Algo menos que en el año anterior (133) aunque llegando o superando los 120 por segundo año consecutivo.

Para adquirir un buen estado de conservación, Andalucía debe llegar como mínimo a las 100 parejas reproductoras y mantenerlas durante al menos seis años. Esta región española cuenta con el 20 por ciento de los ejemplares de águila imperial en la península ibérica. Esto hace que el 2016 se convierta en un año espectacular para esta especie con cifras equivalentes a las de los principios de los 90.

En Sierra Morena es donde más ha crecido la especie, pasando de 88 a 97 ejemplares. Por su parte, Cádiz y Doñana mantienen sus números. En el Espacio Natural de Doñana durante el 2015 se identificaron nueve parejas que han dado 15 pollos. En Cádiz han sido cinco las parejas y han generado siete pollos. Pero no solo se crece demográficamente, también geográficamente. En 2016 se ha localizado una nueva pareja en la cordillera Subética de Jaén. Se trata de una zona donde esta especie ha estado ausente durante toda la mitad del siglo XX como poco. El águila imperial ocupa así una extensión de 6.700 kilómetros cuadrados.

Según los últimas estimaciones, la población andaluza de águila imperial es de 111 parejas, lo que supone un aumento aproximado de algo más del 10 por ciento en relación a los datos del año anterior.

Se pretende que el águila imperial ibérica crezca en el espacio natural andaluz de Doñana. Es aquí donde constituye aproximadamente el 10 por ciento de la especie en la comunidad autónoma. Este rapaz –junto con el lince ibérico– constituye uno de los emblemas de este área.

El águila imperial ibérica es una de las aves más vulnerables del planeta. Desde hace años se coopera para su recuperación en el marco del Plan de Recuperación del Águila Imperial Ibérica. Gracias a esta iniciativa, ha habido una reducción de mortalidad no natural, un incremento de la población, una mejora de los hábitats del ave y un impulso para la investigación.

Red Eléctrica colabora para recuperar el águila imperial

José Fiscal–el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio– ha visitado Doñana junto a los representantes de Red Eléctrica de España para comprobar qué labores de seguimiento, conservación y recuperación del águila imperial ibérica se han realizado en la zona, tras el convenido firmado por la Junta y la entidad que cuenta con un presupuesto de 130.000 euros y un periodo de dos años prorrogables.

«Es indudable que el acuerdo con Red Eléctrica está suponiendo una ayuda importante en las tareas de gestión y seguimiento del águila imperial en Doñana”, ha asegurado Fiscal. Las actuaciones sujetadas a este acuerdo se centran en la señalización de los territorios de cría de esta especie en peligro de extinción, en la adecuación de árboles de gran porte para favorecer el hábitat de nidificación, así como en el suministro de alimentación durante la época de reproducción de este rapaz.

 

Siguiente noticia

Menos linces atropellados en Andalucía

Siguiente noticia

Una fotografía de un calamar gigante vivo