Portada » Biodiversidad » Una ley de Bolivia ataca al Amazonas

Una ley de Bolivia ataca al Amazonas

0
Acciones
Pinterest Google+

¿Una carretera que que atraviese el Amazonas boliviano? El gobierno del país aprueba una ley que permite construirla.

No solo se vería afectado el importante papel que la selva amazónica juega en la salud y biodiversidad del planeta, sino que arrasaría con cientos de poblados indígenas para los que esa tierra es parte de sus raíces y antepasados. La situación es especialmente alarmante.

La ley ya está en marcha, puesto que el pasado mes de agosto el Gobierno que preside el descendente indígena, Evo Morales, levantó la protección legal del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (TIPNIS), la tierra ancestral de cuatro pueblos indígenas amazónicos y una de las áreas protegidas más icónicas de Bolivia.

Los investigadores que han puesto de manifiesto los riesgos que representa la construcción planificada de una carretera que atraviese todo el territorio basan su argumentación en la experiencia. Los datos hablan: “hasta un 58% de toda la deforestación ocurrida hasta la fecha en el TIPNIS se concentra a menos de 5 kilómetros de caminos ya construidos”, afirman los expertos de las Universidades de Finlandia, Bolivia y Cambridge (Reino Unido). Por lo que esta nueva construcción supondría un aumento de esta escala. “Gran parte del debate sobre la carretera del TIPNIS se ha fundado en la especulación, con una evidencia empírica más que limitada, y esperamos que este trabajo sirva para mejorar la base científica del debate”, explica la Doctora en botánica Mónica Moraes.

Un país defensor del Medio Ambiente

La noticia de la aprobación de la polémica ley ha cogido por sorpresa a todo el mundo. En los últimos años, Bolivia se ha situado como uno de los mayores referentes y líderes mundiales en la lucha por la conservación de los entornos naturales. Sobre ello, Álvaro Fernández- Llamazares, del Instituto de Ciencia y Tecnología Ambientales de la Universitat Autònoma de Barcelona (ICTA-UAB), apunta que “las delegaciones bolivianas han sido muy activas en las negociaciones climáticas y han promovido el reconocimiento de los derechos de la Madre Tierra en varios círculos internacionales. Sería una pena que esta reputación global se viera dañada”.

Siguiente noticia

Apadrina un pingüino ¡en la Antártida!

Siguiente noticia

Los animales, víctimas de las guerras en África