Portada » Mamíferos » Un zoo acoge a la camada más grande de lobo mexicano

Un zoo acoge a la camada más grande de lobo mexicano

0
Acciones
Pinterest Google+

¡Septillizos! Y no, nos referimos a un embarazo humano, aunque la noticia también hubiera sido bastante sonada. En este caso hablamos de las siete crías de lobo mexicano que nacieron el pasado mes de abril. Hasta el momento, se trata de la camada más grande de esta subespecie del lobo gris que ha tenido la Dirección General de Zoológicos en México. Este nacimiento supone un impulso para la conservación de la especie, ya que el lobo mexicano se encuentra en peligro de extinción.

Tanto los lobeznos, dos machos y cinco hembras, como sus progenitores se encuentran en perfecto estado. Por el momento, Pearl, la madre de las criaturas, y Yoltic, el padre, convivirán junto a los pequeños en el Zoológico de Coyoacán. Como afirma la directora general de Zoológicos y Vida Silvestre de la Ciudad de México, Claudia Lewy,”es muy importante este periodo de adaptación con los padres, puesto que les dan habilidades de sobrevivir tanto en condiciones de vida libre como en cautiverio”.

Estrategias de preservación

Desde los zoológicos de la Ciudad de México se lleva años trabajando en la supervivencia de esta amenazada especie. Se empezó a través el Programa Binacional para la Recuperación del Lobo Mexicano cuando quedaban menos de diez ejemplares en el país latinoamericano. Fue entonces cuando los trasladaron al Zoo de San Diego. Privarlos de libertad fue la única forma de poder continuar con la subespecie. De no actuar así “se hubiera extinguido”. En estos momentos, según cuenta la experta, existen aproximadamente unos 300 ejemplares entre Estados Unidos y México. “Durante muchos años hemos contribuido con más de 150 ejemplares” apunta.

Ahora, se planea embarazar de nuevo a Pearl de un lobo con una buena genética para más tarde liberarla con otro ejemplar de menos edad y que pueda seguir procreando.

Siguiente noticia

Andalucía aporta ejemplares de águila imperial ibérica para su recuperación

Siguiente noticia

Ceguera irreversible en una cría de lince