3 marzo 2024

Endesa delinea el plan de futuro para la localidad de Andorra con 500 empleos fijos

5 min read

Endesa ha lanzado en Andorra (Teruel) un ambicioso plan de futuro y de acompañamiento socioeconómico basado en el desarrollo de las más modernas energías limpias en el entorno de la antigua central térmica de carbón. Este proyecto, que fue presentado por el director general de Generación de Endesa, Rafael González, la directora general de Sostenibilidad de la compañía, María Malaxechevarría, y el director general de Endesa en Aragón, Ignacio Montaner, contempla la instalación de 1.843 megavatios repartidos en instalaciones eólicas, fotovoltaicas y de hidrógeno verde, que sustituirán al carbón y que supondrán la creación de 500 empleos fijos en la zona.

Este plan engloba energías renovables y planes de futuro reales en los tres sectores de la economía, que permitirán, una vez se hayan construido todas las nuevas instalaciones energéticas y se haya puesto en funcionamiento todo el plan socioeconómico, que 500 personas tengan en 2028 un empleo fijo y duradero en el entorno de Andorra”, ha señalado Rafael González,

Para María Malaxechevarría, esta iniciativa de Endesa para Andorra “no es teoría sino una realidad a la que se han asociado más de 30 entidades de la zona con proyectos innovadores y únicos, que tienen como objetivo la generación de empleo, que contribuirá, además, a la diversificación de la economía del entorno. Habrá un plan de formación para su desarrollo que beneficiará a 5.500 personas en los próximos 3 años, así como acuerdo con 9 municipios para el desarrollo de comunidades energéticas que permitirá poner a la vanguardia a estas localidades de la zona”.

La central térmica de Andorra ha estado funcionando durante más de cuatro décadas y ha sido uno de los polos de desarrollo de esta área de Teruel. Desde que Endesa solicitó su cierre en 2019 ha venido elaborando un plan de futuro alternativo para la zona basado en la energía renovable y un plan socioeconómico, que ahora se pone en marcha.

La compañía eléctrica no solo ha planteado la construcción de instalaciones de energía eólica y solar, sino que procederá a la hibridación de las mismas para que se complementen en su funcionamiento. El proyecto se completa con dos plantas de baterías para proceder al almacenamiento de la energía sobrante. El diseño vanguardista convierte a este complejo energético del área de Teruel en único y el más avanzado de España, ya que permite aprovechar al máximo el rendimiento de estas tecnologías y ofrece mayor calidad y seguridad energética. Además, el nuevo centro de renovables tendrá un electrolizador de 15 MW para la producción de hidrógeno verde y un compensador síncrono que garantizará la estabilidad de la red.

ACOMPAÑAMIENTO SOCIOECONÓMICO

El proyecto tendrá además un efecto catalizador sobre los diferentes sectores económicos de la zona. En el sector primario, Endesa contará con la colaboración de los pastores para que las ovejas ayuden en el desbroce natural del terreno. La compañía ha firmado preacuerdos con empresas ganaderas de ovino con gran presencia en la zona, como Hermanos Gracia Crusella, Luis Artigas Alloza (actividad peletera) y Jaime Lorenz Obon y Jorge Colomer.

Endesa tiene también previsto la puesta en marcha de proyectos de energía agrovoltaica en los parques de Calanda, Santa María (Samper de Calanda) y San Macario (Andorra), que contarán con la colaboración de las empresas Sierpe, para el cultivo del cereal, y Natur Nature, para las plantas aromáticas. En estos cultivos se incorporarán componentes de innovación y tecnología que aportarán empresas como Biorizon Biotech y John Deere.

La compañía eléctrica ha llegado a acuerdos también con apicultores de la zona para la producción de miel solar. Se instalarán 200 colmenas en las plantas renovables con el mismo enfoque de valor compartido que el de la planta de Las Corchas y Los Naranjos (Carmona). Además, en los emplazamientos fotovoltaicos dos apicultores de la zona, Luas Miel y La Cerrada, impartirán cursos de apicultura y realizarán actividades de apiturismo para el fomento del comercio local.

Dentro del proyecto de hibridación de las energías renovables, Endesa va a colaborar con entidades locales para aprovechar los recursos del terreno. Es el caso de ‘Apadrina un Olivo’, en el que la empresa eléctrica desarrollará una actividad de producción y venta de aceite a través de la recuperación de 50.000 olivos abandonados en las cuencas mineras y la elaboración de conservas de productos de la huerta con el aceite elaborado al estilo tradicional. “Del Huerto Solar a la Mesa”, que es el nombre de esta iniciativa, tiene en Oliete una almazara y próximamente se abrirá en Andorra una tienda de degustación de aceite. También se contempla el acondicionamiento de cinco viviendas en la zona para el asentamiento de familias vinculadas a esta actividad. ‘Olivar y Viverismo inclusivo’, es otra de las iniciativas que protegerá a los 150 olivos que están en el entorno de la central de Andorra y en el participará ATADI, asociación sin ánimo de lucro que trabaja con personas con discapacidad en la provincia de Teruel.

Siguiendo con esta línea de conectar con todas las iniciativas socioeconómicas de la zona, Endesa construirá también una planta de almacenamiento, tratamiento y suministro de astillas para la calefacción con biomasa, que se aprovechará como centro logístico en una de las naves de la central térmica propiedad de la compañía. La materia prima proviene del desbroce y la limpieza forestal de las plantas fotovoltaicas.

El desarrollo industrial está presente además en el proyecto que tiene Endesa en la provincia de Teruel. Soltec (construcción de seguidores solares), Pretersa (ampliación de la industria de prefabricados de hormigón), Capilar IT (optimización de la cadena logística) o H2B2 (construcción de electrolizadores) e instituciones como la Fundación del Hidrógeno en Aragón se han sumado a esta apuesta de la compañía por el futuro de Andorra.

Junto a los planes de sector primario y secundario, Endesa también aborda el sector terciario y apuesta por impulsar el comercio local y el turismo. Para ello, ha llegado a un acuerdo para la ampliación del Balneario de Ariño, que permitirá la creación de al menos 27 puestos de trabajo permanentes. El Museo de Apicultura de Andorra es otro de sus objetivos, y tendrá como apoyo el Hotel Santa Bárbara y la casa rural Arkha, con quienes impulsará iniciativas de turismo sostenible.

Un proyecto destacado de los previstos será la construcción del Centro de Investigación y Divulgación de Avifauna, en el que se estudiarán las especies presentes en el entorno. Este impulso turístico de la zona se completa con la ruta senderista ‘Milla verde de la transición energética’, en el que participarán guías locales y la ruta Val de Zafan, vía verde de la línea de ferrocarril.