Hablar de drogadicción a veces puede resultar tabú en las comunidades latinas.

Fuente